Cocina empanaditas dulces

Información

Uno de los dulces típicos de Mallorca son los robiols o empanaditas dulces. Ideales para comerlas en cualquier momento del día.Se trata de una receta sencilla que se prepara con productos fáciles de conseguir, que no precisa levadura, ni harinas especiales; así que no puedes dejar de probarla.

Ingredientes

400gr. de manteca de cerdo

2 naranjas

1 taza de aceite de oliva suave o en su defecto de girasol

1 taza de leche

3 yemas de huevo

1 taza o 200gr. de azúcar

1,200/1,300 kg de harina común

Rellenos a elegir: crema, cabello de angel, brossat, dulce de leche, confitura.

Preparación

    1. Nuestro primer paso es exprimir las dos naranjas para sacarles el zumo. Después en un bol grande vamos a agregar las yemas y el azúcar y las vamos a mezclar con una espátula o cuchara de madera hasta que se integre. Una vez mezclado añadir la manteca a temperatura ambiente, el zumo de naranja y el aceite, mezclar ligeramente y agregar la mitad de la harina y la taza de leche.
    1. Mezclar bien e ir agregando la harina restante hasta que se vaya formando la masa. Pasar a una superficie limpia e ir amasando y agregando harina hasta que se nos forme una masa que no se nos pegue a las manos. No requiere demasiado amasado, simplemente que todo se integre. Una vez ya no se nos pegue la masa a las manos la envolvemos con papel film y la reservamos en el frigorífico 30 minutos para que sea más fácil de manejar y formar los robiols. Una vez pasado el tiempo de reposo agarramos pequeños pedazos de masa y lo estiramos ligeramente encima de un papel de horno espolvoreado con harina. Usamos el papel y la harina porque es una masa delicada y mantecosa y se puede romper. Cortamos la masa de forma circular, puedes usar un tazón grande de cereales, y le pasamos ligeramente el rodillo.
    1. No debe quedar excesivamente fina o se romperá. Ponemos una cucharadita de relleno en el centro, no demasiado o rebosará y doblamos para cerrar el robiol. Ahora para que no se abran apretamos el borde alrededor del relleno con el pulgar y cortamos lo sobrante. Así ya no se abrirán, si lo deseamos también podemos pellizcar la masa con un tenedor, la punta de una cuchara con los dedos para que se selle mejor y nos quede con diferentes dibujos. A medida que vayamos haciendo robiols los pondremos en una bandeja con papel de horno. Una vez hechos los pondremos en el horno a 160ºC unos 10-15 minutos aproximadamente. ¡Y cuidado que se queman en seguida!
    1. Una vez horneados dejar enfriarlos sobre una rejilla…¡Y a disfrutarlos que están riquísimos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *